Se aplicará a partir de este sábado por disposición del gobierno. De esta manera, actualizarán los montos considerando la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC).


El gobierno dispuso, a partir de este sábado, un aumento del impuesto a los combustibles que gravan las ventas de naftas y diésel, según el decreto 798/2019 publicado en el Boletín Oficial, que se suma al incremento de los biocombustibles, lo que deriva en una suba de precios de al menos el 3 por ciento.

La medida establece que el incremento en el precio de los combustibles será de 0,507 pesos para las naftas y de 0,282 pesos para el caso del diésel. Mientras que la suba será de 0,131 pesos para el diésel para consumo en la Patagonia y el departamento Malargüe, Mendoza y el partido de Patagones, Buenos Aires.

En los considerandos de la medida se establece que “la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), actualizará los montos del impuesto, en los meses de enero, abril, julio y octubre de cada año, considerando, en cada caso, la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), correspondiente al trimestre calendario que finalice el mes inmediato anterior al de la actualización que se efectúe”.

El tributo aumentará en torno al 5 por ciento y no 20%. Es que el 15% restante, indica la resolución, deberá efectivizarse a partir del 1 de enero, una vez que Alberto Fernández esté en el gobierno.

Así las naftas subirán al menos 3 por ciento, a partir del impacto que tendrá en los surtidores el incremento en el precio de los biocombustibles y la suba del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL).

A mediados de noviembre, el precio de los combustibles ya había aumentado un 5 por ciento, debido a la finalización del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 566 que anunció el Gobierno nacional determinando su congelamiento por 90 días a partir del pasado 14 de agosto.

Las petroleras esperaron su vencimiento para aplicar los primeros incrementos y de esa manera reducir el atraso estimado entre un 15 y un 20 por ciento.




Comentarios