La Cámara Federal de Casación Penal confirmó la sentencia a tres años de prisión en suspenso contra la dirigente Milagro Sala por daño agravado y revocó el sobreseimiento que la favoreció por amenazas, por lo que se deberá definir una pena por ese segundo delito.

La decisión fue tomada hoy por la Sala IV de Casación en el marco de la causa abierta por el escrache al entonces senador y hoy gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, en 2009.

Milagro Sala permanece detenida desde diciembre de 2015 y el kirchnerismo denunció que se trata de una presa política.

Los hechos sobre los que recayó sentencia tuvieron lugar en 16 de octubre de 2009 al realizarse un "escrache" en ocasión de celebrarse una conferencia sobre el control de los fondos públicos que tendría por disertantes al presidente de la Auditoría General de la Nación Dr. Leandro Despouy, el Auditor General de la Nación Dr. Alejandro Nieva y a Morales.