La modelo aseguró que los últimos años fueron "un infierno en tierra" y que siempre pensó en lo mejor para sus hijos.


Julieta Prandi se divorció de Claudio Contardi, con quien tuvo dos hijos, y pudo recomponer su vida.

En diálogo con TN, la modelo aseguró: “Fue un infierno en tierra, horrible. Una locura. En mi propia casa me desaparecieron el celular y la billetera para que no pudiera viajar a Uruguay a trabajar. Los había escondido en el freezer. Fueron muchas cosas que hicieron que me sienta obligada a irme”.

(Foto: Archivo)

También explicó que no abandonó su hogar por “generosidad”. “Mis hijos y yo estamos primero. Siempre pensé en ellos. Tenía todo el derecho de quedarme, pero era un horror. Ahora me enteré muchas mentiras e hice una denuncia por violencia familiar”, dijo.

Él no se quería separar, pero recuperé mi libertad“, remató.

Mirá el video:




Comentarios