Así lo aseguró el presidente Rodolfo D'Onofrio. "La gente de River tiene que entender que es una causa de fuerza mayor", se lamentó.


El presidente de River Rodolfo D’Onofrio aseguró que desde la institución hicieron gestiones para solucionar los problemas de los hinchas que ya tenían sus traslados a Santiago de Chile para la final de la Copa Libertadores ante Flamengo, que finalmente se jugará en Lima. Muchos de ellos pudieron acordar directamente con las aerolíneas, pero otros aun buscan la manera de llegar.

Una de las determinaciones que podría tomar la dirigencia Millonaria para el encuentro del próximo 23 de noviembre en el estadio Monumental es la de poner colectivos para recorrer los casi cuatro mil kilómetros, aunque el viaje demoraría más de 50 horas.

“Le estamos pidiendo a las compañías aéreas que traten de devolver el dinero de los pasajes o que hagan un alargue. También estamos evaluando la posibilidad de sumar micros para aquellos que no puedan pagar un vuelo“, expresó en diálogo con TNT Sports.

Además, D’Onofrio agregó: “Lo de los pasajes es lo más doloroso. La gente de River tiene que entender que es una causa de fuerza mayor y que no tuvimos otra alternativa. Privilegiamos la seguridad de la gente y acá la AFA participó de manera muy positiva. No había garantías suficientes para hacerlo en Chile y Lima era la mejor solución”.




Comentarios