El juez Casanello tomó esa decisión por "inexistencia de delito", aunque el dirigente seguirá preso por otra causa.


El juez federal Sebastián Casanello absolvió este jueves a Luis D’Elía en el juicio por discriminación contra los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, a quienes había llamado “paisanos” en alusión a su religión. 

Casanello tomó esa decisión por “inexistencia de delito”, aunque el dirigente kirchnerista seguirá preso por la toma de la comisaría 24 de La Boca en 2004.

El fiscal del caso, Guillermo Marijuán, había pedido seis meses de prisión para D’Elía. Mientras que la querella a cargo de la DAIA había solicitado un año de cárcel.

“Ahora, vos mirá la lista, todos paisanos, ¿eh? (…) la lista de los muchachos estos, todos paisanos (…) Y encabezados por estos dos paisanos, eh…, hijos de un hombre traficante de armas vinculado a la dictadura. Digo, a mí no me extrañaría que estemos ante una fenomenal maniobra de inteligencia”, había dicho en su programa de radio sobre los exintegrantes de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Sergio Schoklender. (DYN)

El dirigente social hizo ese comentario luego de que confesara que había hablado con el exrector de la Universidad de las Madres, Vicente Zito Lema, quien le había deslizado que los hermanos Schoklender eran infiltrados de la inteligencia israelí que tenían como objetivo desprestigiar a las Madres.

Además de Sergio y Pablo Schoklender, deberán presentarse ante la Justicia la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y el exministro de Planificación, Julio De Vido, entre otros imputados.




Comentarios