El equipo de Sergio Hernández adoptó una costumbre muy particular en la previa de cada partido.


A horas de la gran final del Mundial FIBA China 2019, la selección argentina de básquet se prepara pensando en la gran final del domingo ante España. En el mismo suelo donde la albiceleste obtuvo el bronce en Beijing 2008 buscará su segundo título del mundo.

En uno de los últimos entrenamientos, como ya es costumbre, empezó el show de aplausos que se extendió por más de un minuto. Esta cábala incluye la participación de todo el grupo y  colaboradores reunidos en una ronda en el centro de la cancha

“El show del aplauso. Nuestra manera de confirmarle al compañero de al lado que que estamos juntos, que si uno se cae el otro lo va a levantar, que la química es genuina. O simplemente un modo absurdo (pero ya clásico) de cerrar los entrenamientos“, escribieron desde la cuenta de Twitter de la Confederación Argentina de Básquetbol.




Comentarios