Lo que iba a ser un viaje de diversión y festejos por el cumpleaños 39 de Alejandro Torres, terminó siendo una tragedia para su familia ya que murió junto a sus hijos y una sobrina en un accidente de tránsito.

Torres viajó junto a sus hijos Daira (19), Demian (17) y Mía (6), más su sobrina Lara (14) a Tandil donde hicieron un picnic cerca de la "piedra movediza" que venían planificando hacía semanas.

Según detalla Clarín, el viaje estaba pensado para el domingo 18 de agosto peor por problemas con el auto lo pospusieron una semana y esto parecía una buena oportunidad porque ese día Alejandro cumplía 39.

"Era el tío payaso de la familia, a los chicos les encantaba salir con él porque era diversión asegurada", cuenta su hermana Yesica y explica que "por eso, terminó sumándose al viaje Lara, su sobrina de de 14".

La familia viajó en un Corsa Classic, que Yesica le había regalado dos meses atrás: "Le compré el auto hace dos meses. Él era plomero y, como venía flojo de trabajo, a la noche había empezado a hacer de chofer de Uber. Los fines de semana usaba el auto para salir a pasear con sus hijos", contó.

Pero toda la alegría se terminó cuando en el kilómetro 230, entre Cacharí y Pardo, Horacio Luis Castilla chocó de atrás al Corsa e hizo que impactara contra el acoplado de un camión que trasladaba cemento.

Accidente en la Ruta 3.

El vehículo fue expulsado hacia la banquina y se prendió fuego provocando la muerte de los cinco ocupantes. El conductor de 67 años que provocó el choque había sido detenido pero el último viernes de agosto fue liberado luego de que pagara una fianza de 10 millones de pesos.

Esta decisión del juez Federico Barberena, titular del juzgado de Garantías número 2 de Azul, para la familia Torres es un manto de impunidad que cubre a Castilla.

"Pareciera que para el juez la vida de nuestra familia vale esos 10 millones", señaló Yesica y detalló que ellos supieron de esta medida a través de un medio de aquella localidad. "Ese mismo día, mientras estábamos despidiendo a la familia en el cementerio Santa Mónica, el hombre estaba saliendo de la cárcel", detalló.

Accidente en la Ruta 3.

Castilla está acusado por "quíntuple homicidio culposo y lesiones por accidente" y la causa quedó en manos de la titular de la UFI 6 de Azul, Karina Genusso.

“Es indudable la forma de la comisión del choque y la responsabilidad de Castilla”,señaló el abogado de la familia Torres, Marcelo Chumbita.