La divisa norteamerican cayó $3,62 en una sesión de escasas operaciones y en la que no hubo referencias externas por el feriado en los Estados Unidos.


El dólar retrocedió $3,62 este lunes, en el arranque del control de cambios que estableció el presidente Mauricio Macri y que condiciona fundamentalmente a los grandes jugadores del mercado. La depreciación de la divisa norteamericana se produjo en una sesión de escasas operaciones y en la que no hubo referencias externas por el feriado en los Estados Unidos.

La primera mitad de la jornada se caracterizó por la extrema volatilidad: el billete verde abrió con un importante salto y llevó a ofrecerse por encima de los $65, aunque más tarde, por la ausencia de demanda, emprendió un rumbo alcista con el que terminó a $58,41 para la venta en las pantallas de casas de cambio y bancos.

Incluso, en algunas entidades como el Banco Nación, el dólar terminó a 56,95 para la adquisición mediante medios electrónicos.

El dólar se vende a $57 en el Banco Nación.

Favorecido por el feriado en Wall Street, el régimen oficial para impedir que las grandes empresas adquieran divisas para atesoramiento consiguió desinflar al dólar mayorista: retrocedió $3,51 para cerrar a $56.

“La escasa actividad y la imposibilidad de concertar operaciones para liquidarse en la fecha mostraron al dólar con fuerte retrocesos que lo llevaron a niveles del martes pasado”, evaluó el operador de cambios Gustavo Quintana, quien también puso en relieve el acotado volumen negociado en la jornada.

Al respecto, indicó que en el “segmento de contado se movieron U$S84,247millones (apenas el 48% de lo negociado el viernes pasado)” y que no hubo transacciones en los futuros del Mercado Abierto Electrónico, donde se mueven los bancos y grandes empresas.

“Recién a partir de mañana se irá despejando el panorama y se podrá tener una proyección más completa del impacto de las medidas en los precios del dólar mayorista”, advirtió Quintana.

El Central reforzó la presión con las tasas

El Banco Central que conduce Guido Sandleris optó este lunes por redoblar su presión indirecta a través de una nueva suba en las tasas de interés que ofrece mediante las Letras de Liquidez (Leliq) en pesos y a siete días.

La autoridad monetaria habilitó una suba de 2.015 puntos porcentuales en esos rendimientos anuales, que en su versión promedio culminaron en 85,275%, un nuevo máximo histórico. Sin embargo, el BCRA adjudicó $246.623 millones de los $321,815 millones que vencían hoy.

Las medidas en debut

El presidente Macri impuso con un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) un control cambiario para impedir que las grandes empresas compren dólares para atesoramiento y estableció que los exportadores tienen que vender las divisas fruto de sus exportaciones en el mercado local dentro de un máximo de 5 días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque (15 días para las commodities).

Aunque más flexible, el control de cambios también rige para las personas físicas: no podrán comprar más de U$S10.000 por mes y tampoco realizar transferencias de fondos de cuentas al exterior de más de U$D 10.000, por persona por mes.




Comentarios