El conflicto entre los mandatarios, que comenzó con el incendio del Amazonas, escaló a un terreno personal.


El conflicto entre el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su par brasileño, Jair Bolsonaro, pasó del terreno político y comercial al ámbito personal.

Luego de que Bolsonaro se burle de la esposa de Macron, Brigitte, el francés le respondió y dijo que los brasileños “se avergüenzan” del comportamiento de su jefe de Estado.

“Creo que los brasileños, que son un gran pueblo, tienen un poco de vergüenza de ver ese comportamiento y que esperan que cuando uno es presidente se comporte bien con los otros”, dijo en una conferencia de prensa durante la cumbre del G7 en Biarritz, en el suroeste francés.

Bolsonaro es blanco de críticas en su país y en todo el mundo por su apoyo a un comentario sexista en el que se burló del aspecto de Brigitte Macron.

Los ataques surgieron después de que el jefe de Estado brasileño comentara una publicación en la que un internauta en Facebook apuntaba que la actual disputa verbal entre los dos presidentes obedece a la “envidia” del francés Macron por la belleza y la juventud de la esposa del brasileño.

El internauta colocó lado a lado una fotografía de Bolsonaro y de su esposa (que es 27 años menor que él) y una del gobernante francés junto a Brigitte Macron (66 años), que es 24 años mayor que el mandatario galo.

“No lo humilles. Ja, ja, ja”, publicó Bolsonaro en uno de los comentarios a la publicación, que acompaña de varios emoticonos, entre ellos uno de una cara que ríe y otro que simboliza “me gusta”.

Jair Bolsonaro apoyó un comentario sexista contra Brigitte, la esposa de Emmanuel Macron. Crédito: Captura Facebook.

Bolsonaro ha hecho “declaraciones extraordinariamente irrespetuosas sobre mi mujer. ¿Qué puedo decir? Es triste. Es triste, pero sobre todo es triste para él y para los brasileños”, dijo Macron en Biarritz.

“Como tengo mucha amistad y respeto por los brasileños, espero que tengan pronto un presidente que esté a la altura“, añadió el presidente galo, que consideró que en Francia un representante del Estado nunca ha insultado a otros dirigentes.

En la lista de desplantes de Bolsonaro, Macron incluyó que dejara plantado a su ministro de Exteriores, Jean-Yves le Drian, porque tenía una “cita urgente” con su peluquero, o que, a su juicio, el brasileño haya mentido sobre sus esfuerzos para preservar el Amazonas.

Miles de personas entre las que se cuentan artistas, políticos e intelectuales marchan el domingo en favor del Amazonas y en contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro en la playa de Ipanema, Río de Janeiro (Brasil). Entretanto, decenas de miles de militares brasileños han reforzado el dispositivo de combate a los incendios en la Amazonía, donde el número de estados que han pedido ayuda al Gobierno Federal ha aumentado de seis a siete. Crédito: EFE/Marcelo Sayão.

En Brasil los internautas crearon en Twitter el hashtag #calabocabolsonaro (#cálllatebolsonaro) en el que se han multiplicado los ataques al mandatario.

“Esperé la confirmación para saber si era real. Y lo es. Bolsonaro se burló de la belleza de las esposa de Macron. ¿Ustedes consiguen entender el nivel de eso? Imaginen al presidente de cualquier país serio haciendo algo así. Que asco, que patético”, escribió el youtuber brasileño Felipe Neto, que tiene miles de seguidores, en los grupos de críticas a Bolsonaro.

El origen del conflicto

El comentario del jefe de Estado brasileño se produjo tras una guerra verbal entra ambos mandatarios por el significativo aumento este año de los incendios forestales que destruyen parte de la Amazonas, que Macron atribuyó a las cuestionadas políticas ambientales de Bolsonaro.

El jueves, el brasileño dijo que Macron buscaba provecho político personal con su decisión de pedir que la Cumbre del G7 aborde con urgencia la “crisis internacional” provocada por los incendios.

“Lamento que el presidente Macron busque instrumentalizar un asunto interno de Brasil y de los otros países amazónicos para obtener beneficios políticos personales“, dijo el líder ultraderechista brasileño.

“El tono sensacionalista con el que se refiere al Amazonas (usando hasta fotos falsas) no contribuye en nada en la solución del problema“, agregó el mandatario brasileño en un mensaje que publicó en su cuenta en Twitter y en el que calificó la actitud francesa como un reflejo de “una mentalidad colonial que ya no tiene lugar en el siglo XXI”.

El viernes, en respuesta, Macron amenazó con no apoyar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur en caso de que Brasil no cumpla con sus compromisos ambientales, entre los cuales detener la deforestación de la Amazonía.




Comentarios