Alberto Fernández, candidato a presidente por el Frente de Todos, aseguró que Venezuela no es una dictadura, aunque afirmó que el de Nicolás Maduro es "un gobierno autoritario". Además, dijo que la solución la encontrarán los mismos venezolanos, pero sin "correr detrás de Trump".

"Las dictaduras suelen tener un origen no democrático, y no es el caso de Venezuela. Pero muchas veces las democracias, por abuso de quien gobierna, se convierten en autoritarismos, que es lo que yo digo que ocurre en Venezuela", dijo el ex jefe de Gabinete en diálogo con Luis Majul, en el programa La Cornisa.

Fernández contó que comenzó a entender lo que ocurría en aquel país en el año 2013, cuando recibió a varias organizaciones de derechos humanos, y reveló que entonces empezó a "tratar de interceder para que eso pare". Y aseguró: "No me expliquen lo que es Venezuela porque lo sé antes que (Mauricio) Macri. Macri lo usaba para la campaña y yo lo sabía de antes, y me preocupaba".

Sobre el gobierno de Maduro, aseveró: "Es muy difícil calificar de dictadura a un gobierno elegido. Un gobierno elegido puede devenir en un gobierno autoritario. Las instituciones están funcionando allá, después discutimos cómo funcionan, pero formalmente hay una asamblea, hay tribunales. Una dictadura generalmente carece de esas cosas".

"Lo peor que me podría pasar a mí como gobernante es que alguien me llame autoritario. A usted le parece un discurso más atenuado, pero que un gobierno democrático sea calificado de autoritario, es gravísimo", opinó el candidato a presidente.

Y concluyó afirmando que "la solución de Venezuela la tienen que encontrar los venezolanos y lo que tenemos que hacer nosotros es ayudarlos a encontrarla. Lo que no es solución es correr detrás de Trump promoviendo el embargo, el bloqueo o promoviendo la intervención armada".