El ataque informático a la policía se dio junto con el hackeo de la cuenta de Twitter de la Prefectura Naval.


Además del hackeo a la cuenta de Twitter de la Prefectura Naval Argentina (PNA), piratas informáticos ingresaron al sistema de la la Policía Federal y robaron y filtraron datos sobre investogaciones criminales e información clasificada. 

Los dos ataques ocurrieron el lunes, un día después de las elecciones PASO. Alguien, o un grupo de personas, identificado como #LaGorraLeaks2.0 (en una referencia directa a la cuenta “lagorraleaks”, que en 2017 informó haber hackeado correos del Ministerio de Seguridad) se adjudicó tanto el hackeo como la filtración de los datos reservados de la Policía Federal y de la Policía de la Ciudad.

Entre esa información, según constató Télam con especialistas en seguridad informática -que pidieron preservar sus nombres- figuran 5GB de escuchas telefónicas y una base de datos con más de 200.000 PDF que contienen información personal de agentes policiales (como nombres, apellidos, DNI, direcciones, información bancaria y teléfono) de la Federal y de la Ciudad.

Esta información fue publicada en la deep web, una zona de internet a la que solo se puede acceder con el navegador TOR, informó #LaGorraLeaks2.0 en un grupo de Telegram.

Respecto a la Policía Federal, los investigadores aseguraron que se produjo un hackeo en el sistema informático, de donde se apoderaron de datos sensibles vinculados a investigaciones criminales y escuchas, los cuales se hicieron públicos a través de cuentas falsas de la fuerza de seguridad.

Se apoderaron de información y la hicieron pública. Era información de investigaciones en curso, información clasificada de la policía“, dijo a Télam una fuente de la cartera a cargo de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien agregó que inmediatamente se hizo la denuncia judicial en el Juzgado Criminal y Correccional 6 de María Alejandra Provitola.





Comentarios