Un caballo de carrera paseaba por la pista de Fort Erie de Canadá cuando un caño se rompió, hizo que se derrumbe el camino y cayera en el desagüe. Ayudado por personal del hipódromo y los bomberos logró salir increíblemente ileso. Pero la sorpresa sigue porque esta semana ganó una carrera.

Se trata de Mr. Changue, según detalla El País, el equino cayó al agua y quedó atrapado en el agujero que la rotura del caño provocó en la tierra. Por la profundidad del mismo y la gran cantidad de agua, el animal no podía salir por sus propios medios.

Alertados por la situación, personal del hipódromo se acercaron a auxiliarlo junto con los Bomberos. Lo agarraron de la cabezada para que no se le sumergiera la cabeza y con una excavadora agrandaron el pozo para sacarlo enganchado de una cuerda.

Increíblemente, a pesar del nerviosismo que vivió el animal y la profundidad del pozo, salió ileso y a apenas 12 días del accidente volvió a competir en una prueba de 1.300 metros de arena y se quedó con el primer lugar.

Esta fue su séptima victoria desde que comenzó a competir hace cuatro años en Estados Unidos y Canadá.