Un hombre abrió un paquete de "tutucas" (maíz inflado y azucarado) y se encontró con algo horroroso: restos de un ratón.

El hecho ocurrió en Recife, Brasil. Según consignó el canal local TV Jornal, el hombre identificado como Jose Santinho afirmó que las tutucas tenían sobras y pelo de ratón.

Dijo que compró la bolsa en el colectivo al que se había subido para ir a entregar algunos curriculums y buscar trabajo. La policía de la zona oeste de Recife investiga el caso.

Las imágenes son desagradables: