Dijo que sólo con menor presión tributaria las empresas podrán competir mejor, ganar mercados y generar puestos de trabajo. Y defendió con énfasis el acuerdo con la Unión Europea. 


El presidente Mauricio Macri defendió enfáticamente este martes el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea y le pidió a los intendentes y gobernadores que, en la medida que puedan, vayan bajando los impuestos locales para darle mayor competitividad a las empresas.

En medio de la campaña electoral, el jefe de Estado volvió a diferenciar la apertura de la economía que viene promoviendo su Gobierno con el “encierro” que generó el kirchnerismo, de la mano del entonces secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Ese encierro fue lo que nos llevó a la pobreza, la exclusión y el no crecimiento. Entre 2011 y 2015 fue la mayor destrucción de la industria de nuestro país. ¿Por qué? Porque tuvimos el cepo (cambiario) que destruyó las exportaciones”, se quejó el Presidente.

Indicó en ese sentido que unas 6.000 empresas dejaron de exportar entre 2011 y 2015, al pasar de 15.000 a 9.000. Y dijo que eso fue porque hubo “controles de todo tipo” con “este señor tan simpático que parecía Moreno”.

Moreno hizo unos líos que hasta se hizo famoso mundialmente. Y sus viajes a Angola… eso no era abrir mercados”, enfatizó el jefe de Estado al recorrer en la mañana de este martes el avance de las obras un tramo de la Ruta Nacional 3, que se convertirá en autopista, entre los partidos bonaerenses de San Miguel del Monte y Las Flores.

El Jefe del Estado observó los trabajos realizados acompañado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, intendentes y vecinos.

“Hace más de veinte años que estábamos negociando este acuerdo con la Unión Europea, costó muchos años y gobiernos, y la verdad es que estoy muy contento, porque se abre un enorme futuro por delante”, dijo Macri.

Según el Presidente, el acuerdo con la UE es bueno porque la Argentina va a poder vender más productos y servicios a 500 millones de potenciales consumidores. Algunas empresas ya vendían, pero con aranceles muy altos, lo que restaba competitividad.

“Llegaban los hermanos chilenos –que tienen acuerdo de libre comercio hace rato- con sus vinos sin impuestos y le ganaban a nuestros vinos. O llegaban con el ajo, con las frutas. Ahora nosotros vamos a poder llegar con las mismas posibilidades”, celebró Macri.

El jefe de Estado dijo que el acuerdo genera también que haya “una hoja de ruta en conjunto”, con un entendimiento básico que establece cómo se van a respetar las reglas de juego, la transparencia en los convenios y las licitaciones.

Macri indicó que el Estado también necesita tiempo para hacer las cosas mejor. “Y le digo a los intendentes que están aquí… si no bajamos los impuestos municipales, provinciales, no terminamos de sacar el impuesto al cheque y las retenciones definitivamente y todos los impuestos distorsivos que tenemos va a ser difícil que nuestras empresas puedan competir, ganar mercados y generar empleo”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios