El fin de semana un hecho macabro sucedió en la región de Ansenuza: tres hombres jóvenes dañaron una tumba, sacaron un cadáver y se tomaron fotos que luego fueron publicadas en sus redes sociales.

El Cementerio San Rafael actualmente permanece abandonado, es una construcción histórica de lo que fue alguna vez la Colonia San Rafael, se encuentra entre las localidades de El Tío y Balnearia, se puede llegar hasta él por un camino rural, fue fundada aproximadamente en el año 1906, y hoy es víctima reiteradamente de daños, pero nunca uno tan macabro como este.

Foto subida a las redes

Desde la Policía todavía no han recibido ninguna denuncia, sin embargo, se encuentran trabajando en el caso. La cuestión es que el cementerio está abandonado y no hay claridad de propiedad del mismo, entonces no hubo robo o hurto del cuerpo para la ley.

En argentina todavía no hay ninguna regulación de delito contra la profanación de tumbas, pero si existe la ley N° 11.179 que en su artículo 171 define que “Sufrirá prisión de dos a seis años, el que substrajere un cadáver para hacerse pagar su devolución”.

Foto subida a las redesVia Ansenuza

Desde el municipio de Marull están averiguando si todavía es dominio municipal, aunque el dueño del campo donde se encuentra el cementerio, también aduce pertenencia, en caso de pertenecer, la situación sería una agravante en delito de daño en la propiedad. Desde la comunidad, los habitantes de la región, han manifestado el repudio a este acto.