La Fiesta de la Picada y la Cerveza se realizó con éxito durante dos noches en la localidad de Marull, consolidando un evento que, entre otros aspectos, aporta a la oferta turística de la región de Ansenuza, estimulando la proyección y difusión masiva de las características culinarias de emprendedores locales, quienes ya son reconocidos en la región y buscan trascender a la Provincia y al País.

Con una minuciosa organización que dio muestra de que a pesar de la pandemia de covid, se pueden desarrollar espectáculos con asistencia de público, un equipo de instituciones y fuerzas locales con la coordinación y organización de la Municipalidad, trabajó para poner en marcha esta propuesta que en sus dos noches contó con la capacidad colmada del predio al aire libre donde se cumplieron medidas protocolares sanitarias.

Numerosos emprendedores gastronómicos locales, a los que se sumaron otros provenientes de Villa General Belgrano con cervezas artesanales, fueron parte de la propuesta de aromas y sabores que tuvo la fiesta.

Mujeres emprendedoras de Marull tuvieron su lugar en la Fiesta.Vía Ansenuza

De manera paralela en el mes de la mujer, se generó un paseo de artesanas de Marull, quienes tuvieron la oportunidad de mostrar y comercializar sus trabajos, destacando que muchas de ellas iniciaron sus pequeños emprendimientos en época de pandemia, por lo que significó una verdadera vidriera para descubrir y disfrutar.

El intendente Gabriel Faletto, mostró su satisfacción por el éxito de la segunda edición de este evento que se consolida en el calendario anual de Ansenuza. “El clima nos terminó regalando dos noches hermosas, estamos sorprendidos por la cantidad de público, un éxito total”, comentó.

“Buscábamos con esta fiesta posicionar nuestra gastronomía, el evento en sí sirve también para agregar otro atractivo para la región, para la localidad y quienes nos visitan”, aseguró en referencia a la tardea en materia de oferta turística que vienen desarrollando las poblaciones que rodean al futuro Parque Nacional Ansenuza.

Stands con la oferta gastronómica rodearon el predio del evento.Vía ansenuza

La puesta en marcha de esta segunda edición de la Fiesta de la Picada y la Cerveza, significo un verdadero desafío que había que poner en práctica. “Ya el año pasado lo tuvimos que suspender y este año lo teníamos que hacer, es un evento muy importante que expone a nuestra gastronomía. La fiesta da la oportunidad a los gastronómicos, a los emprendedores de mostrar lo que hacen, promocionando la industria del turismo que buscamos instalar en Marull”, detalló el intendente, adelantando además que están trabajando en un proyecto que tiene la finalidad de mostrar la gastronomía local en distintos puntos del país. “Es una forma de mostrar la localidad y la región”.

“Nosotros creemos firmemente que la región se tiene que consolidar que tenemos que comenzar a hablar del corredor de Ansenuza, desde Villa Santa Rosa hasta la ciudad de Morteros, creemos que entre todos tenemos mucho para ofrecer al turista”, sentenció Faletto.