Lo llevaron a la clínica Santa María, pero su obra social no respondió a tiempo y le solicitaron que vaya al Hospital.


Un hombre de 46 años se descompuso en plena calle y fue trasladado por su padre a la Clínica Santa María. Ingresó a la guardia, le diagnosticaron un preinfarto, pero su mutual no respondía, por lo que le pidieron que se retire del lugar.

El hecho ocurrió este martes por la tarde, a metros de la Clínica Santa María, en la intersección de Belisario Roldán y Dino Carignani.

Un móvil de Seguridad Ciudadana colaboró con la familia, logrando que una ambulancia traslade al hombre hasta el Hospital.




Comentarios