Sin herencia: pareja de Cipolletti estuvieron casados 40 años, pero sin verse, por eso la viuda no recibirá nada

Estuvieron casados 40 años, pero sin verse: ella no podrá heredar
Estuvieron casados 40 años, pero sin verse: ella no podrá heredar Foto: (Imagen ilustrativa)

Cuando el hombre falleció, la mujer quedó excluida de la sucesión por falta de “vocación hereditaria”, solo su hija podrá obtener la herencia.

Un caso bastante peculiar se registró en las últimas horas en Río Negro. Una mujer no tuvo contacto con su marido durante 40 años y cuando él falleció quedó excluida de la sucesión por falta de “vocación hereditaria”. Lo cierto, es que ella vive en otra provincia y fue citada al proceso sucesorio que se tramita en Cipolletti. La mujer se presentó como cónyuge, pero según lo establecido no tiene derecho a recibir los bienes. La herencia solo le corresponde a la única hija del matrimonio.

Lo dice el propio Código Civil y Comercial de la Nación: el artículo 2277 establece que el fallecimiento de una persona causa la apertura de su sucesión y la transmisión de su herencia a las personas llamadas a sucederle por el testamento o por la ley. Por la “vocación hereditaria”, la Justicia llamó a la mujer para la repartición de bienes, ya que no se había divorciado.

Pero en la audiencia, la viuda expresó que su separación de hecho llevaba más de 45 años y fue “sin voluntad de unirse”. A partir de estas declaraciones, con la resolución del fuero Civil, se puso fin al conflicto y se determinó que la herencia total corresponde a la hija que tuvieron en común.

Estuvieron casados 40 años, pero sin verse: ella no podrá heredar.
Estuvieron casados 40 años, pero sin verse: ella no podrá heredar. Foto: Losabalorios.com

“Matrimonio sin contacto”: ¿De qué se trata?

Según informa LMNeuquén, este no es un caso aislado, digamos que no es la primera vez que la jurisdicción tramita una causa con un matrimonio sin contacto. El año pasado, el fuero de Familia explicó que un hombre quería divorciarse de su pareja, pero no podía encontrarla para notificarla. A partir de esta situación, se recurrió al mecanismo de citación de personas.

En el fuero, la citación de personas no solo es para los divorcios, sino que se utiliza también en demandas de alimentos, cambios de nombre y adopciones. Por lo general, en los divorcios se trata de parejas sin hijos, que han dejado de convivir y han perdido el contacto.

Por su parte, desde el fuero de Familia expresaron: “A veces la gente pasa mucho tiempo casada y al no tener hijos en común se dejan de ver y después alguno de los cónyuges necesita realizar un trámite y el matrimonio se vuelve un obstáculo. Entonces necesita divorciarse y se recurre al sistema de edictos”.

Temas Relacionados