Tras el nombramiento de Alberto Fernández al nuevo responsable de ocupar el cargo de Ministro de Justicia, a Martín Soria, se dieron a conocer distintas opiniones sobre políticos rionegrinos en disconformidad con la elección del Presidente. Una de ellas fue Arabela Carreras quien, al igual que Alberto Weretilneck, aseguraron que ese lugar no debería ser para el exintendente de Roca.

Sobre Soria, la gobernadora de Río Negro dijo: “Los niveles de violencia que ha manifestado Soria en su trato con todos los demás nos genera preocupación”, enfatizó Carreras, aunque se mostró respetuosa de la decisión de Alberto Fernández.

A su vez, en sus declaraciones hacia los medios de comunicación locales, la funcionaria le pidió al reciente nombrado que “ponga en agenda los problemas que tiene Río Negro como, por ejemplo, los problemas de ocupaciones por parte de algunas personas muy violentas en la cordillera”.

Martín Soria, diputado nacional por Río Negro y candidato a suceder a Marcela Losardo como titular del Ministerio de Justicia. (Clarín)

Por último, Carreras sostuvo que Martín Soria “tiene cierta dificultades para un diálogo razonable o un diálogo pacífico”, lo que no sería bueno para el cargo que le otorgaron.

Otro de los funcionarios que también habló sobre Soria, fue Weretilneck, quien fue totalmente en contra de la decisión del Presidente, y dijo: “Soria es un violento, un improvisado y una persona sumamente agresiva (...) No está capacitado para el cargo, no tiene formación y creo que no va a cumplir una buena tarea”.