Debía atenderla, asistirla y ayudarla. Pero en su lugar, la golpeaba y la maltrataba. Una mujer de Bariloche que debía cuidar a una anciana de 100 años quedó escrachada por cámaras de seguridad cuando agredió violentamente a la indefensa señora, y el video se viralizó en las redes sociales.

//Mirá también: Delincuentes ingresaron a la casa de dos ancianos y se llevaron $500 mil

Los familiares de Zulma, la víctima de las brutales agresiones, detectaron lesiones y hematomas en su cuerpo y ante ello empezaron a dudar de sus cuidados.

Una mujer golpeó a una anciana en Bariloche. (Web)

Bajo este contexto, decidieron instalar cámaras de video en el interior de la casa de Zulma, para poder comprobar si realmente ella era víctima de agresiones.

El video de las agresiones de una mujer a una anciana de 100 años en Bariloche

Si bien son apenas 21 segundos, las imágenes hablan por sí solas y exponen la brutal agresión que María Laura Chodilef, de 51 años, le propinó a la indefensa Zulma.

Según se supo, la grabación pertenece al mes de agosto y en ella se puede ver cómo Chodilef le da varias patadas a la anciana. Para el final del video, se ve cómo la supuesta cuidadora le tira un líquido en el rostro con un rociador a Zulma.

A raíz de estos golpes, Zulma quedó con heridas notables tanto en la cara como en las piernas. En un principio, sus familiares habían requerido asistencia de una persona porque, entre otras cosas, la anciana tenía dificultades para poder moverse.

Delito de lesiones agravado por alevosía

Así quedó caratulada la causa que se levantó contra María Laura Chodilef luego de que se dieran a conocer las imágenes de los maltratos propinados.

Los familiares de la anciana, al detectar los nuevos hematomas en su cuerpo, decidieron colocar cámaras para corroborar los cuidados que la mujer debía darle.

Según informa el sitio de internet El Cordillerano, la fiscal Silvia Paolini presentó estas pruebas y le solicitó al juez de Garantías, Sergio Pichetto, que habilite de manera formal un período de cuatro meses de investigación.

El juez aceptó la acusación contra la mujer de 51 años, al tiempo que habilitó esta investigación, bajo los cargos de lesiones leves agravadas por haberse cometido con alevosía.