Buscan establecer al 23 de junio como el "Día de la memoria del genocidio indígena en Río Negro". Es una idea impulsada por el Grupo de Estudios sobre Pueblos Indígenas (GEPI) con el objetivo de que se reconozca el genocidio cometido contra los pueblos originarios durante la "Conquista del desierto".

Este proyecto de Ley será presentado como Iniciativa Popular para que "la memoria de la tragedia indígena perdure para que nunca más se produzcan hechos", detallan desde GEPI según informa Diario Río Negro.

"Si bien durante buena parte del siglo XX distintos autores, algunos de ellos destacados, eran reticentes u omisos en caracterizar la Conquista del desierto como un genocidio, podemos concluir que hoy prevalece en la comunidad académica un extendido reconocimiento de que se trató de un genocidio", detallaron.

Para respaldar esta iniciativa, señalan que en el Informe Final (2015) de la Comisión Investigadora para el Relevamiento de Transferencias de Tierras Rurales en Río Negro en una de sus secciones plantea a la "conquista del desierto (como) un evento estructurante que categorizaremos en términos de genocidio".

Javier Serrano, miembro de GEPI, sostuvo en el VIII Congreso de Historia Regional, que "hay que sacar la basura bajo la alfombra " porque "se trata de un fenómeno no cerrado y nunca hubo un duelo".

En la misma línea, recordaron las palabras que utilizó el gobernador Alberto Weretilneck en 2012 cuando se realizó una restitución de restos a los pueblos originarios en Viedma: "Tenemos que hacernos cargo del agravio, del atropello, de la injusticia, del genocidio, de lo que el Estado en sus distintas formas, tiempos, ideologías y maneras hizo contra nuestros antepasados indígenas".