Un escándalo sacude a la ciudad rionegrina de Catriel lego de que un pastor evangélico enviara un video porno a una mujer que iba a su iglesia. Realizó la denuncia tras lo sucedido.

Según precisó El Tribuno, el hecho ocurrió durante una conversación de WhatsApp, luego de que la víctima posteara un estado en que afirmaba que tenía dolor de cabeza. El pastor Paolo Cerda le respondió que iba a orar "para que Dios se lo sane", a lo que ella le agradeció.

Así fue la conversación entre el pastor y la mujer en Catriel (El Tribuno)

La charla que se produjo entre las 00:40 y la 1 de la madrugada, aunque aproximadamente una hora mas tarde, el hombre le envió a la mujer un video porno en el que se le ve la cara y se lo ve masturbándose frente a la cámara.

La víctima realizó la denuncia en la comisaría N°9 de Catriel y viralizó la triste experiencia que vivió.

"Teóricamente yo lo envié, pero yo estoy consciente y seguro que ese video yo no lo envié a esa señora y nadie lo enviaría. Lamentablemente ese video llegó ahí", sostuvo Cerda, que grabó un nuevo mensaje y negó haber realizado el envío.

A su vez, remarcó que esta mañana al levantarse "para preguntar cómo estaba, si Dios le había sanado el dolor de cabeza", vio que la mujer lo había bloqueado y la grabación estaba en el chat.

"Después me llama el esposo enojado, y está bien que esté enojado. Creo que a cualquiera que nos hubiese pasado eso estaríamos reaccionando de la misma manera, le pedí disculpas a él, le pedí disculpas a la señora", sintetizó el Pastor Cerda, que concluyó: "Yo no soy así de mandar videos a nadie. Pido disculpas. La verdad que no hubo acoso ni tampoco me provocó ni nada por el estilo".