Cada vez son más las famosas que se suman a nuevas plataformas de contenidos para adultos, una de ellas es Silvina Luna quien decidió ser parte de la nueva tendencia en la última semana. Estas aplicaciones funcionan como una especie de Only Fans, donde los interesados se suscriben con el pago de una cuota y tienen acceso a materiales exclusivos de varias figuras.

La actriz anunció su nuevo proyecto a través de sus redes sociales donde invitó a sus seguidores a abonar la suscripción con un sensual video en ropa interior y con imágenes de alto voltaje. “Hoy quiero volver a conectar con la sensualidad, el erotismo, y romper límites, porque así soy ¿¡Qué tal si nos conectamos con esa parte libremente!?”, propuso elocuente en su Instagram.

La modelo ahora fue por más y compartió en su perfil una foto desde la bañera donde posó con una bikini verde. La publicación recibió más de 12 mil “me gusta” en pocas horas y revolucionó a todos sus seguidores que no tardaron en reaccionar. “Hermosa como siempre”, “Bella” y “Bomba”, fueron algunos de los comentarios que recibió además de cientos de emojis de todo tipo.

Derritió todas las pantallas Foto: Instagram/silvinalunaoficial

Silvina Luna se sinceró sobre sus cirugías

La panelista contó en “Flor de Equipo” su experiencia con Aníbal Lotocki, a quien denunció por “lesiones graves” y mala praxis luego de someterse a varias cirugías estéticas con él. “Pasé muchas cosas difíciles. Ni se imaginan las cosas que pasé con respecto a mi salud”, reveló en cuanto a las consecuencias de las invervenciones.

“Me dicen ‘te operaste la cara’. Y no, no me operé la cara, tomo corticoides hace 8 años y te hinchan”, explicó. Son cuatro las denunciantes que acusaron al conocido cirujano de los famosos y podría padecer una sentencia de ocho años de cárcel.

Silvina Luna se sumó a la plataforma de contenido para adultos y lo anunció con un video híper sensual

En cuanto a su vivencia personal con el doctor contó: “Cada tanto tengo que internarme y es un episodio que ya lo naturalicé en mi vida. Aprendí a amigarme con mi nueva fisonomía, a aceptarme y a quererme. Y realmente hoy hago lo que tengo ganas y elijo las cosas que me hacen bien”.