Silvina Escudero se lució con los colores nacionales en Instagram y causó sensación

Silvina Escudero enamoró con su look.
Silvina Escudero enamoró con su look. Foto: Instagram

La bailarina se filmó con la camiseta de la Selección y sus fanáticos la llenaron de corazones rojos.

Al igual que muchas figuras famosas, Silvina Escudero expresó su apoyo por Argentina a través de la red social de la camarita: “Acá en el entretiempo alentando a la Selección con amigos mirando el partido, ¡Vamos Argentina!”, comentó mientras se filmaba desde el jardín.

Para alentar a la Selección, Silvina Escudero posó en microbikini celeste y blanca.
Para alentar a la Selección, Silvina Escudero posó en microbikini celeste y blanca. Foto: Silvina Escudero

Y para ello, se grabó desde un ángulo que permitiera capturar a la perfección la camiseta celeste y blanca que vestía, y se mostró con absoluta naturalidad e informalidad, ya que no llevaba maquillaje en ese momento y su cabello se encontraba suelto pero revuelto por el viento.

Al mismo tiempo, además de presentar el look con el cual observó el partido, también exhibió el lugar donde se llevó a cabo la reunión; y eso lo logró al fotografiarse desde el exterior.

Silvina Escudero posó con la camiseta de Argentina.
Silvina Escudero posó con la camiseta de Argentina. Foto: Instagram

Qué le pasó a Silvina Escudero en la Panamericana

La bailarina abrió una sección de preguntas en Instagram para responder las consultas o los mensajes de apoyo de sus millones de seguidores. Sin embargo, uno de los comentarios que recibió dio el pie perfecto para que comparta la anécdota que surgió mientras conducía: “Si les cuento a mis amigos lo de hoy en la Panamericana no me cree nadie”, le escribieron.

Silvina Escudero compartió la anécdota de su encuentro con un seguidor.
Silvina Escudero compartió la anécdota de su encuentro con un seguidor. Foto: Instagram

Y a ello, luego de un agradecimiento, Silvina relató: “Les cuento, se salió este plástico de mi auto mientras manejaba en la autopista. Él me avisó, frenamos en la banquina, se tiró abajo del auto para tratar de repararlo. Al no poder, ya que faltaban tornillos, me recomendó a qué lugar ir a arreglarlo y luego fue. Así que un copado mal. Mil gracias”.