La polémica en torno a Laura Bozzo, la conductora peruana de televisión que es buscada por interpol, suma un nuevo capítulo.

//Mirá también: Juana Repetto reveló su método para recuperar su peso tras el embarazo y se mostró al natural

Esta vez, el productor Roberto Romagnoli, reveló que cifra llegó a ganar mientras estaba en la TV Azteca. Fue él uno de los responsables de que “la abogada de los pobres” llegara a la televisión de México, y así lo explicó en una entrevista con TVyNovelas.

“Le volví a dar auge a su carrera. Ella estaba destruida, sin pasaporte para salir de Perú, y le remonté su carrera en México desde cero, y la hizo cenizas”, relató, detallando que nunca le agradeció por la ayuda. Además, dijo que llegó al país norteamericano “sin dinero y totalmente arruinada”.

//

Laura llegó a ganar 100.000 dólares al mes”, consignó el productor. La diva cosechó su fama a través de la conducción de talk shows a mediados de los años 90.

//Mirá también: L-Gante y una foto de su hija “tatuada” revolucionó las redes sociales

Federico Wilkins, otro productor, había dicho que trabajar con la peruana “fue un infierno” y que durante una transmisión “dijo, al aire, que los técnicos de Televisa no servían”. “Una falta de respeto enorme a la empresa que le abrió las puertas”, puntualizó Wilkins en su momento.

//

Sus problemas con la Justicia

Laura Bozzo es buscada por interpol ya que se encuentra prófuga de la Justicia. En 2002, fue arrestada por apoyar el régimen del dictador Alberto Fujimori y a su asesor Vladimiro Montesinos y ser parte de una red de corrupción.

En 2005 fue liberada pero no sería el único delito en el que incurriera. Actualmente es buscada por evadir más de 13 millones de pesos mexicanos de impuestos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y ser “depositario infiel” ya que vendió un inmueble embargado por ese órgano.

El 11 de agosto se le dictó prisión preventiva y debía entregarse pasadas 48 horas, emitida por la Fiscalía General de la República. Nunca se presentó y se desconoce su paradero. Por sus acciones podría llegar a sufrir una pena de entre 3 y 9 años de prisión.