La actriz española Martina Cariddi, más conocida por su personaje “Mencía” en Élite, volvió a sorprender con un posteo en sus redes. En esta ocasión, apostó a un look bien deportivo. Con top y short blanco, Cariddi se llevó todas las miradas. “A veces me creo boxeadora”, escribió junto a las tres fotos que completaban la minigalería.

//Mirá también: Martina Cariddi, Mencía de Élite, se mostró al natural en bikini y sembró debate

Martina CariddiInstagram

Su personaje en la serie logró ganarse el cariño del público, quien la reconoce hoy por su trabajo pero también sigue su día a día y sus actividades por fuera de la vida actoral. De hecho, antes de ser parte del programa contaba con 300 mil seguidores en Instagram y ahora supera ampliamente los 2,7 millones.

En la producción éxito de Nétflix interpreta a la hija de un millonario y nuevo director de Las Encinas. Aunque es una adolescente un poco problemática, entre fiestas y una romántica historia de amor con Rebeka (Claudia Salas), se convirtió en la favorita de todos los fanáticos de la serie.

Martina CariddiInstagram

Lejos de la pantalla, muchos la han catalogado de rebelde por romper con los esquemas impuestos. Es que Martina acostumbra a mostrarse muy libre y relajada, luciendo -como en su último posteo- sus axilas sin depilar. Como suele hacer, en una de las imágenes se la ve posando con los brazos levantados, una marca registrada en la joven.

Esto radica en la decisión que tomó a los 14 años, cuando determinó que sólo se depilaría por una decisión personal y no respetando las imposiciones sociales. De este modo, se convirtió en la primera actriz en mostrar vello en las axilas en la serie española.

Martina CariddiInstagram

//Mirá también: Martina Cariddi, “Mencía” de Élite, posó con un body cavado y “total black”

A sus 20 años, Cariddi se siente parte del movimiento social Body Positive, que cada vez toma mayor repercusión en el cine y en las televisión. Numerosas actrices defienden la posibilidad de que sus cuerpos luzcan tal como son también en la pantalla. Los tiempos han cambiado y Martina disfruta de levantar esa bandera desde su lugar.