El intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, suscribió con el administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento Ambiental (ENOHSA) dependiente del Ministerio de Obras Públicas de la Nación, Enrique Cresto, un acuerdo para la ejecución de la obra red de distribución de agua potable y sistema cloacal sector conocido como ‘K y D’. Se invertirán 175.727.312,18 millones de pesos a través del Programa de Asistencia en Áreas con Riesgo Sanitario (PROARSA).

El tendido de la infraestructura de agua y cloacas en ese sector de la ciudad implicará un mejoramiento sustancial de la calidad de vida de 700 familias, que fueron sistemáticamente olvidadas y postergadas por anteriores gestiones municipales.

Esta obra se complementará con la integración socio-urbana de los barrios Obrero, Altos de la Cumbre, Mirador, Mirador de Ushuaia, Bonete, Esperanza, Escondido y Cañadón, con una inversión cercana a los 284 millones de pesos.

Durante la videoconferencia, Vuoto valoró que “estemos firmando este convenio y que el Estado nacional se haya vuelto a poner de pie para llegar a toda la Argentina, desde Ushuaia a La Quiaca, lo cual nos llena de orgullo”.

Recordó que “durante la reciente visita del ministro Gabriel Katopodis a la ciudad se firmó un plan de obras públicas para toda la provincia por 5 mil millones, obras que permitirán mejorar la calidad de vida de los vecinos y también cuidar su salud”.

“Detrás de este proyecto hay casi 700 familias en el pie de la montaña, en uno de los sectores más complejos que tiene la ciudad, que van a tener agua potable y cloacas”, enfatizó el jefe del Ejecutivo municipal.

Por su parte, el titular del ENOHSA dijo que “es fundamental tener una política de agua y de saneamiento”, a lo que agregó que “los municipios tienen la posibilidad de trabajar con un Gobierno nacional que escucha a todos, que propone un modelo de país y que enarbola la bandera del federalismo; cada intendente con su proyecto es escuchado”.