La Policía de la ciudad de Ushuaia demoró durante la madrugada de este sábado a tres activistas del colectivo feminista de la provincia, tras ser acusadas de daños a la propiedad privada. La situación generó polémica entre los movimientos de mujeres, quienes salieron a repudiar el accionar de los uniformados argumentando que “ellas solo estaban colocando afiches”.

Según informaron desde la fuerza policial “tres mujeres fueron demoradas en la madrugada de hoy, en la intersección de las calles Gobernar Paz y Luis Piedrabuena, siendo imputadas por ‘daños contra la propiedad privada’, en razón de que estaban practicando pintadas sobre un ventanal de un inmueble perteneciente a una asociación de taxis”. Las femeninas fueron identificadas como María Belén Miranda, Agustina Barrios y Paula Rojas Garay.

Foto: Resumen Policial.resumenpolicial.com | resumenpolicial.com

Ante este acontecimiento se inició una causa por flagrancia y con el correr de las horas fueron nuevamente excarceladas con fecha de audiencia para declarar ante la fiscalía el próximo 8 de marzo.

La situación tomó repercusión en las últimas horas ya que desde las organizaciones feministas repudiaron el accionar policial y expresaron que las tres mujeres fueron “injustamente detenidas” ya que solo “se encontraban colocando afiches en diferentes puntos de la ciudad referidos a la próxima convocatoria nacional del #8M”. Además aseguraron que “las tuvieron detenidas más de seis horas totalmente incomunicadas privándolas de sus derechos para contactar un representante legal”.

En este sentido y ante la viralización que tomaron los hechos en redes sociales, el Gobierno Provincial lanzó un comunicado expresando “reiteramos el apoyo a la ampliación de derechos, cuestión que hemos dejado de manifiesto en diversas acciones políticas y que seguiremos acompañando y promoviendo, siempre y cuando el reclamo sea de manera pacífica y respetando los espacios públicos y privados”.

Y dejaron en claro el rotundo apoyo al accionar de la fuerza, agregando, “la detención se llevó a cabo bajo el delito de flagrancia, el cual está regido por normativas específicas de la justicia”.