La Municipalidad de Ushuaia, a través de la Secretaría de Políticas Sociales Sanitarias, llevó a cabo una nueva jornada abierta de hisopados masivos en el barrio Pipo. Sobre un total de 146 vecinos y vecinas con síntomas compatibles con COVID-19, el 20% arrojó resultado positivo.

146 vecinos se acercaron a hacerse el testeo.

Las jornadas se realizan de manera constante. En esta ocasión se presentó un número mayor de personas con síntomas a examinar. Las acciones llevadas a cabo por el equipo municipal de Políticas Sanitarias, permitió que los concurrentes no tuvieran que esperar tiempos prolongados para su atención. Aun, con un número mayor de casos, el tiempo de espera no superó los diez minutos.

Lucas Corradi, subsecretario de Políticas Sanitarias, destacó “la participación de los vecinos, ya que el municipio garantiza una respuesta inmediata, sin mucha burocracia, para que todos puedan tener la posibilidad de acceder a un diagnóstico en poco tiempo”.

Corradi destacó la celeridad en el tratamiento de la gestión para la atención de los vecinos.

Subrayó, además, que “de esta manera lo que se logra es que el vecino automáticamente se aísle y no esté circulando por los distintos lugares de la ciudad poniendo en riesgo a los demás”. En tanto, observó que “la mayoría de las personas que llegan a las distintas jornadas abiertas de hisopados manifiestan tener dolor de cuerpo, pérdida de gusto y olfato”.

Por otra parte, Corradi reconoció y agradeció “el minucioso trabajo que realizan quienes integran el equipo de salud, ya que la logística es un trabajo en equipo que inician los encuestadores que reciben a los vecinos, hasta que el profesional le avisa el resultado negativo, y de ser positivo hasta que ofrece el alta”.

Todas las instalaciones estaban cuidadas para dar garantías de buena atención a las personas que se acercaban al laugar.