Industrias, lavaderos, peluquerías, agrimensores, entre otras tantas actividades empezaron a funcionar.


Las industrias electrónicas de la ciudad de Ushuaia, los lavaderos de autos, los juegos la actividad de agrimensores y maestros mayores de obra son los rubros habilitados a partir de hoy para volver a trabajar en Tierra del Fuego, como parte de la flexibilización de la cuarentena por el coronavirus.

Mientras que también el Instituto Provincial de Regulación de Apuestas​ (IPRA), confirmó el inicio de sus actividades de juegos de azar a partir de este miércoles 13 mediante la comercialización de la tradicional Quiniela.

Las fábricas ya habían retomado la producción de manera acotada, y con rigurosos protocolos sanitarios, en la ciudad de Río Grande, con la reapertura de una veintena de plantas y un movimiento de 2 mil trabajadores.

En tanto, el movimiento fabril en la capital fueguina se retomará a partir de este miércoles con foco en las tres plantas del Grupo Newsan, fabricante de celulares, televisores, y aires acondicionados -entre otros productos- que movilizarán cerca de mil operarios, según confirmaron a fuentes oficiales del gobierno fueguino.

La ministra de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la provincia, Adriana Chaperón, sostuvo que cada actividad fue autorizada por el Comité Operativo de Emergencia (COE) el órgano técnico que supervisa localmente la pandemia.

“También están en evaluación otros rubros como el del personal de servicio doméstico. En ese caso los empleadores podrán inscribir a estas personas en un registro para dar consentimiento al ingreso a sus hogares”, sostuvo Chaperón a través de un comunicado de prensa.

También evaluó que la reapertura de comercios en Río Grande y Tolhuin, junto con la vuelta a la actividad de peluquerías, se realiza hasta el momento “sin inconvenientes”.

Por otra parte, la ministra recordó que “en toda la provincia comenzaron a trabajar los talleres mecánicos para todo tipo de automóviles, los de verificación técnica obligatoria, las compañías de seguro y las inmobiliarias con la restricción de que sus responsables no pueden visitar viviendas que estén habitadas”, señaló.




Comentarios