Desde su regreso, Paulo Londra demostró que continúa siendo uno de los artistas argentinos con más éxito en la escena musical y lo confirmó con los lanzamientos de Plan A”, “Chance” yBZRP Music Sessions #23. Pero antes de ser el cantante consagrado, hubo un recorrido por plazas y pequeños escenarios.

Desde el aspecto físico, Paulo Londra no presentó grandes cambios, teniendo en cuenta que no siguió la corriente de los tatuajes en la cara o los cambios abruptos de look. En este caso, el progreso fue artístico.

Es que como la mayoría de los artistas de la escena argentina, el rapero comenzó compitiendo en las plazas y lo hizo en una de las cunas de oro del género urbano, como lo fue “El quinto escalón”.

Allí, se recuerdan batallas de freestyle como frente a G Sony, Duki, MKS y Lit Killah, entre otros MCs que terminaron volcándose a la música.

Luego, Paulo Londra de volcó de lleno a la música y su primer single como artista fue “Relax”, que se estrenó hace cinco años y que en la actualidad cuenta con más de 89 millones de vistas en YouTube.

Más tarde, si bien llegaron temas como “Me tiene mal”, “Luna llena” y “Cámara lenta”, musical y audiovisualmente el artista cordobés mostró un quiebre con “Condenado para el millón”, el éxito con el que se dio a conocer al mundo. El resto es historia conocida: millones de reproducciones, colaboraciones con figuras como Becky G y Ed Sheeran y problemas legales con el productor Ovy on the drums.