Este domingo se cumplen los nueve días de restricciones que determinó el DNU provincial con el objetivo de disminuir la curva de contagios de coronavirus. Una de las incertidumbres era el retorno o no de los alumnos a las aulas.

En últimas horas del viernes, el ministro de educación de la provincia, Juan Pablo Lichtmajer, confirmó que por recomendación del Ministerio de Salud Pública, por una semana más Tucumán seguirá sin clases presenciales, y la educación seguirá siendo virtual.

“El mapa del país está casi en su totalidad sin clases presenciales, los principales aglomerados urbanos están en alerta por los cambios radicales en los índices epidemiológicos. Hay un consenso mayoritario a nivel nacional sobre la necesidad de esperar a que los índices bajen y permitan retomar, lo antes posible, la presencialidad. Hay que apoyar al sistema de salud y su gente que están peleando en la primera línea de batalla y evitar a toda costa un colapso que dañaría a la toda población, sin excepciones”, explicó el ministro.

Sobre la vacunación a los docentes tucunanos, LIchtmajer comentó que, “avanzamos en la vacunación para llegar al 3 de Junio con un estimado de 26 mil docentes vacunados, lo que representa un 80 % de los maestros y maestras. Mantenemos la guardia escolar para atender situaciones de urgencia y desplegamos todos los mecanismos de educación virtual y a distancia”.

“Nos duele esta situación, sabemos que haciendo esfuerzos colectivos pronto podremos volver. Ahora tenemos que hacer una pausa temporal para ayudar a salir del estado de alerta epidemiológica. A las familias, a los alumnos y alumnas sepan que todo nuestro esfuerzo estará puesto en  volver lo antes posible. A los docentes nuestro compromiso de continuar con la vacunación para cuidarlos. La presencialidad es algo que defendemos y queremos, sabemos que depende de muchos factores”, manifestó.

“El mal comportamiento ha perjudicado a la institución más importante que tiene la sociedad y a los niños, niñas y jóvenes de toda la provincia, para quienes la escuela es la vida misma. Si queremos volver pronto, tenemos que cumplir las normas y cuidarnos.  Seguimos sosteniendo que la escuela, docentes y alumnos han sido un ejemplo para la sociedad  en el cumplimiento de los protocolos. También se ha comprobado que las burbujas funcionan. Pero eso es posible un marco epidemiológico de cierta estabilidad, no en una situación de crecimiento explosivo de los casos”, cerró el titular de la cartera educativa.