Durante el último fin de semana, el coordinador del COE, Elio Cuozzo, explicó que se desarticuló una fiesta clandestina en la localidad de Los Nogales donde permanecían alrededor de 300 personas y 100 vehículos. En la Capital, una conocida cervecería de Barrio Norte no cumplía con la capacidad permitida. “Estuvimos presentes haciendo controles este fin de semana por el feriado largo , hubo varias fiestas clandestinas que no están permitidas”, afirmó Cuozzo.

Al respecto, Cuozzo comentó que “en Los Nogales, la policía de la Unidad Regional Norte (URN) se hizo presente en un lugar donde había un evento que tenía permiso para funcionar como bar, pero cuando llegamos nos dimos cuenta que había alrededor de 100 autos y 300 personas. Había música y parecía un boliche”.

Inmediatamente, se dio intervención a la fiscalía sanitaria que por turno corresponde, y decidió darles 15 minutos para desalojar esa fiesta. En ese sentido, los efectivos explicaron al propietario que no era correcto lo que estaba haciendo, ese evento no era para lo que había sido solicitado, en media hora se retiró la gente sin inconveniente.

El resultado de estos operativos aseguró Cuozzo, develó el aumento de fiestas clandestinas y protocolos no cumplidos durante los últimos dos fines de semana: “Se notaron muchos casos este fin de semana y el anterior, tanto en Capital como en Yerba Buena. Si nosotros sabemos que las reuniones sociales están prohibidas, debemos respetar esas normas”.

“Necesitamos que la gente tome conciencia de lo que es esta enfermedad y que aún no terminó, esto es preocupante, solicitamos también empatía”, reflexionó e insistió en no relajarse sólo por la baja de casos positivos de Covid en nuestra provincia. Por último, solicitó a “los empresarios, ya que se les facilitó la oportunidad de volver a su actividad y se les extendió el horario, que cumplan con el protocolo que ellos mismos presentaron, también apelamos a la responsabilidad de cada ciudadano”.