El gobernador, Osvaldo Jaldo, recorrió Manantial Sur para supervisar el avance de reparación de las 952 viviendas que estaban pendientes de entrega y fueron vandalizadas.

“Con recursos nacionales y provinciales, y con el esfuerzo del sector empresarial nos hemos propuesto a recuperar estas viviendas, terminarlas y ponerlas a disposición de los tucumanos y tucumanas que están necesitando viviendas”, dijo el mandatario.

Jaldo recalcó que el plazo de los trabajos “no superará de los cuatro a cinco meses para terminar todas las reparaciones. Conforme a cómo las vayamos terminando, las iremos entregando para que los propietarios se hagan cargo”.

“Hay una política de vivienda muy importante en la provincia. Sentimos el acompañamiento y la colaboración del gobierno Nacional de la mano del presidente, Alberto Fernández, de nuestro jefe de Gabinete, Juan Manzur y también la cooperación de las cámaras constructoras y empresarios”, cerró Jaldo.

También estuvieron presentes el ministro de Obras y Servicios Públicos, Fabián Soria; la interventora del Instituto Provincial de la Vivienda, Stella Maris Córdoba; el secretario de Coordinación Institucional del Ministerio de Obras y Servicios Públicos, Marcelo Caponio; la secretaria de Obras Públicas, Cristina Boscarino;  el director de Vialidad de la Provincia, Ricardo Abad; el gerente de la Sociedad Aguas del Tucumán, Augusto Guraiib; el jefe de policia; Julio Fernández; el legislador y presidente de la Comisión de Obras Públicas, Tulio Caponio y el legislador Dante Losa.