El gobernador Osvaldo Jaldo, hizo referencia al conflicto del transporte público de pasajeros, que podría derivar en un paro por 72 horas, lo cual se definirá en las próximas horas.

“Tiene que ver con las asimetrías que tenemos quienes vivimos en el interior con Capital Federal. Del 100% del fondo compensador que se dan a las empresas, el 85 % queda en Capital Federal y sólo el 15% es distribuido en los 23 distritos del interior. Es imposible llevar adelante un transporte público en condiciones con este tipo de distribución, por eso en Capital el boleto vale $18″, dijo el gobernador.

“Este paro es en la totalidad de los distritos del país. Ojalá se solucione hoy en una reunión de Buenos Aires donde intervienen todas las partes. Nosotros queremos que se achiquen las asimetrías en el transporte público de pasajeros, como también la tenemos en el gas natural y en la electricidad”, comentó.

Jaldo aseveró que “la provincia está al día” con las empresas del transporte: “Es más, en momentos difíciles la provincia anticipa nuestro compromiso con las empresas. De tal manera que los más de 3.500 empleados puedan cobrar en tiempo y forma”.

“Cuando decimos transporte público no son sólo hablamos de los empresarios: hay 3.500 familias que dependen de esta actividad. Para dimensionar, estamos hablando de seis ingenios. Es un número muy importante de trabajadores el que nuclea este servicio”, sostuvo.

Y dijo: “Venimos dialogando con Nación, trabajadores y empresarios. No queremos paro porque con la medida de fuerza 700.000 tucumanos se quedan sin el servicio de transporte público de pasajeros. Es muy grave la situación. Hay que ser muy responsable con las decisiones que se toman”.

“Queremos el mejor transporte público para los tucumanos. Somos conscientes que las unidades se quedan en el tiempo con 10 y 12 años. A este tema hay que atenderlo juntos porque hay 3500 familias que dependen del transporte público de pasajeros”, cerró.