En el marco de 16 medidas de allanamientos realizados durante la madrugada del viernes, y con un importante despliegue de más de 300 efectivos, la Policía de Tucumán desbarató una peligrosa banda dedicada a robos a mano armada, con operativos en simultáneo en la Capital y el interior de la provincia. De esta forma, el jefe de Policía, Manuel Bernachi, indicó: “Hasta el momento ya se detuvieron a seis personas, entre ellos al líder de la banda, y se secuestró armas de fuego, municiones, vehículos, equipos informáticos y celulares”.

“Se busca desbaratar totalmente una banda delictiva que ha venido cometiendo hechos de robo importantes”, agregó Bernachi, quien supervisa personalmente el cumplimiento de las medidas junto al subjefe, Rolando Gómez, en los barrios La Costanera y San Cayetano. Asimismo, resaltó que este es el resultado de una investigación que realizó la Unidad de Investigaciones Oeste y el Ministerio Público Fiscal.

En tanto, para las medidas se vieron afectados más de 300 efectivos de las diferentes unidades operativas, de prevención e investigativas, que se movilizaron en más de 50 móviles y 44 motos de la fuerza policial. “Se trata de una peligrosa banda que se dedicaba a los robos”, acotó por su parte el jefe del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del MPF, Eugenio Agüero Gamboa.

A su vez, Agüero Gamboa señaló que los delincuentes “estudiaban a las víctimas, las seguía hasta efectuar los robos a mano armada”. Las medidas fueron ordenadas por el juez, Rafael Macorito, y solicitadas por el fiscal de Robos y Hurtos de la II Nominación, Pedro Gallo, en el marco de una causa en la que se investiga una asociación ilícita por robos agravados.