Este jueves se debatirá en el Consejo Deliberante de la capital tucumana el aumento de la tarifa del boleto urbano y de los taxis, las cuales podrían ser del 50 y el 30 por ciento respectivamente.

De acuerdo con las primeras informaciones, la medida sería aprobada. De esta manera, el precio del boleto urbano quedará fijado en $45 y la bajada de bandera de los taxis costará $50, la ficha cada cien metros tendrá un valor de $5,00.

El precio del boleto urbano está congelado desde fines de 2019, mientras que la última actualización de la tarifa de taxis se dio a finales del 2020.

Ambos sectores habían llevado sus reclamos ante los ediles y justificaron que necesitan estos aumentos para afrontar la crisis que atraviesan tras las subas de costos y gastos salariales.