Franco Guillermo Nieva, de 43 años, fue condenado a cadena perpetua por el femicidio de Julia Ríos, ocurrido en la noche del 26 de diciembre de 2020 en una vivienda de La Reducción en la localidad de Lules a 20 kilómetros de la capital tucumana.

La investigación penal preparatoria del caso fue desarrollada por la Unidad Fiscal de Homicidios I, a cargo del fiscal Ignacio López Bustos, quien describió en la audiencia desarrollada esta mañana los términos del juicio abreviado al que arribó el MPF con las partes.

El fiscal indicó que se accedió al convenio por una pena de cumplimiento efectivo de prisión perpetua, con una cláusula de revisión a los 20 años. El acusado tuvo que reconocer su responsabilidad penal para arribar al acuerdo.

Antes, el fiscal auxiliar Fernando Isa procedió a reformular los cargos contra Nieva por el delito de homicidio doblemente agravado, por la relación y por violencia de género, en calidad de autor.

El tribunal por unanimidad, hizo lugar a la admisibilidad del acuerdo de juicio abreviado.

El hecho por el que fue condenado se registró el 26 de diciembre de 2020, cerca de las 22:00 horas, mientras Nieva se encontraba con su ex concubina Ríos, en un domicilio del camino viejo a San Rafael, a 100 metros de Río Calimayo, en la localidad de La Reducción, en Lules.

“Aprovechándose de una situación de subordinación y sometimiento, basada en una relación desigual de poder, y con la intención de causar la muerte a Ríos, fue que la empujo, cayendo la misma al suelo, ocasionándole lesiones que produjeron su muerte”, detalló el fiscal.

A continuación, usando un automóvil Renault 11 de Maximiliano Moyano para ocultar el cuerpo, lo cargó en el vehículo, trasladarse a unos pastizales frente a las plantaciones de azúcar del ingenio Bella Vista, próximo a las márgenes del Río Colorado, donde arrojó el cuerpo de Ríos, que fue hallado posteriormente, el 4 de marzo de 2021.