Luego de que se diera a conocer el decreto provincial mediante el cual se modificaba el horario comercial en la provincia, pasando a realizar la actividad comercial de lunes a viernes de 10 a 19 horas y los sábados de 10 a 15, ya son tres los municipios tucumanos que informaron que no se adherirán a la medida.

Se trata de Concepción, Yerba Buena y Simoca.

El intendente de “La Perla del Sur”, Roberto Sánchez explicó en diálogo con Los Primeros que, “los horarios seguirán como estaban en nuestra ciudad. Desde las 8 hasta las 21 horas de lunes a sábados”, dijo. Igualmente manifestó que el municipio aceptará las demás normativas provinciales y nacionales.

En la “Ciudad Jardín”, el intendente Mariano Campero, confirmó que los comercios pueden atender entre las 8 y las 21. Además, sostuvo que, el recorte en el horario tiene más que ver con un pedido gremial que con una cuestión racional. “La mejor forma de defender al trabajador es hacer que los negocios funcionen. Si el comercio se funde, habrá muchos más desempleados”, sostuvo Campero. Además agregó que, “no quiero pelearme con la provincia ni con la Nación, quiero que mi ciudad funcione bien”.

Por su parte, en Simoca, el COE municipal informó que no se adhiere al horario corrido y que la Tradicional Feria seguirá con sus puertas abiertas respetando las medidas de bioseguridad y los protocolos necesarios. Al resto de las restricciones si se acoplaron en el municipio simoqueño.