El Ministerio de Salud Pública, representado en la oportunidad por la secretaria de Estado Lucía Cebe, encabezó la capacitación en Ley Micaela para el sector de personal no docente en la Facultad de Arquitectura de Tucumán. Estuvo presente el rector de la Universidad Nacional de Tucumán, José García, junto al referente de APUNT, Ángel Morales.

La Ley Micaela -número 27.499- fue promulgada el 10 de enero de 2019 para establecer la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública, los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación. Su nombre se instituyó en conmemoración de Micaela García, una joven entrerriana de 21 años, militante del Movimiento Evita, que fue víctima de femicidio en manos de Sebastián Wagner.

“En este caso nos invitaron a dar nuestra mirada como Ministerio de Salud y esto es muy importante porque están cumpliendo la ley de una manera estricta, ya capacitaron a autoridades, ahora a no docentes en este abordaje integral de la prevención de la violencia de género en sus distintas formas y grados. Estamos viviendo un proceso transformador y un camino de equidad y más justo donde el hombre no tenga el derecho de agredir a la mujer solo por el hecho de ser mujer”, dijo Cebe.

“Hay muchas maneras de violencia: Psicológica, en el embarazo, el solo hecho de no tomarla para un trabajo por encontrarse en edad fértil es de una violencia extrema. Estos son temas que históricamente se contemplaron y que hoy se deben erradicar”, reflexionó

El rector García sostuvo: “Esta iniciativa responde a la necesidad de capacitar para que en la comunión universitaria se pueda generar empatía con la ley de género, concientizar e informar sobre sexualidad; es una ley muy amplia que impone obligaciones y derechos. Si bien la UNT desde su Dirección Jurídica tiene su propio protocolo que consigna cómo actuar en casos de denuncias, estas son acciones a tomar cuando ya han ocurrido los hechos y el objetivo de este curso es que el sistema universitario, específicamente hoy los no docentes, puedan saber cómo empezar a entender las implicancias de lo que significa género, sexualidad, machismo, entre otras cosas”.

Siguiendo esta línea el funcionario se refirió al cupo femenino en la Universidad y destacó que existe igual presencia de hombres que de mujeres en cargos de alto rango, lo cual denota la importancia que se le da a la inclusión y la igualdad de género en el sector. “La semana pasada empezamos a capacitar en el área de las autoridades de la Universidad, hoy para personal no docente y se proseguirá”, afirmó.

Estuvieron presentes además la secretaria de Estado de Salud, Eliana Orellana; la referente del Programa Provincial de Abordaje Integral de la Violencia y los Derechos Humanos de la Dirección de Salud Mental del Siprosa, Carolina Salim; entre otros.