Una de las tres listas que competirán por participar en las generales del mes de noviembre es la de “Juntos por Tucumán” conformada por el intendente de Yerba Buena, Mariano Campero y el intendente de Concepción, Roberto Sánchez, quienes se presentan como precandidatos a Senador y Diputado Nacional respectivamente.

Durante la noche del miércoles realizaron el cierre de campaña de su espacio político en la Plaza Urquiza de la capital tucumana. Estuvo presente en el acto el exministro de Economía de la Nación Alfonso Prat Gay.

Vamos a inundar de votos el próximo domingo”, comenzó diciendo Campero. Luego agregó que, “sin aparato, sin rosca, de cara con la gente, llevando nuestro mensaje de que queremos transformar Tucumán como lo hicimos con Roberto y nuestros equipos en Concepción y Yerba Buena”.

Es mentira que el manzurismo se va a quedar con nuestras ciudades  Rodi Aranda y Cacano Molinuevo forman parte de nuestro equipo, va a continuar el mismo gabinete”, desmintió Campero.

“Vamos a poner el cuero para transformar Tucumán, porque esto recién comienza”, señaló el intendente de Yerba Buena en uso de licencia.

“Hace meses venimos pensando en Tucumán.  Si trabajamos todos juntos por Tucumán vamos a sacar la provincia adelante”, se entusiasmó.

Vamos a defender a los tucumanos en el Congreso de la Nación, especialmente a los jubilados que el gobierno nacional le mete la mano en el bolsillo”, concluyó.

Por su parte, Sánchez aseguró que no abandonarán sus municipios: “queda un gran equipo de trabajo que lo viene haciendo muy bien hace seis años. Hasta quizá lo hagan mejor que nosotros”.

“Hay que cuidar los votos. No tengan dudas que el domingo vamos a ganar”, cerró Sánchez.