La joven de 28 años, oriunda de Ranchillos, contó su particular historia para poder audicionar y después conmovió con su canto a Axel, Tini Stoessel, Soledad Pastorutti y Ricardo Montaner. 


Desde Ranchillos, localidad que se encuentra dentro del departamento Cruz Alta y está situado a 24 kilómetros de la capital, Jimena Díaz llevó su sueño al prime time de la televisión argentina, dónde brilló con su performance en la Voz Argentina.

Otro de los aspectos que conmovió, fue que la tucumana contó su historia de superación para poder llegar a audicionar. “El casting lo hicimos en Salta. Con mi mamá vendimos tamales para poder llegar a audicionar. Quiero demostrarle a mi hijo que acá nadie se rinde, porque hace muchos años que la venimos peleando. Acá no se termina nada, acá comienza un camino largo”, sostuvo.

Adriana, madre de la participante, contó que le insistieron para que vaya pese a las dificultades económicas. “Nosotros le dijimos que vaya. No teníamos plata porque somos pobres, entonces le dije ‘yo voy a hacer tamales. Salgamos a vender y te vas en mi auto'”, reveló.

Luego de brillar con la interpretación del tema Así no te amará jamás, con lo que logró que tres jurados se den vuelta para tenerla en su equipo, ella eligió a Soledad Pastorutti. Luego de eso, dejó un mensaje muy emotivo, recordando sus comienzos: “Desde que tengo noción, siempre me gustó cantar. A los 13 empecé a cantar en la parroquia del pueblo y de ahí nació ese amor tan grande que tengo por la música. La música es mi vida”, cerró.




Comentarios