Luego de un tiroteo, que sospechan que se trataría de una venganza, el jovencito fue internado en el Hospital Padilla, dónde terminó falleciendo.


La escalada de violencia sigue en aumento en Tucumán, y en esta oportunidad le costó la vida a un adolescente de 16 años, que luego de formar parte de un tiroteo, falleció en el Hospital Padilla, dónde ingresó en grave estado.

La víctima fatal fue identificado como Samir Domínguez, que a su vez había sido denunciado por atacar con armas de fuego la casa de Denise Mariel Lobo, que se encuentra en la calle Granaderos de San Martín 1160.

La misma mujer de apellido Lobo fue quién tras sufrir el ataque llamó a la Comisaría 9 para alertar de lo ocurrido y afirmó que se encontraba en la cocina cuando escuchó los tiros y temió por sus hijos que estaban en el garage, y que afortunadamente no les pasó nada. 

Por las cámaras de seguridad que tiene instalada en su vivienda, observó a dos menores escapar en una moto de baja cilindrada y luego puso a disposición de la Justicia las imágenes. Si bien todavía no está confirmado, Domínguez habría sido abatido como parte de una venganza por el ataque a la casa de los Lobo, indicó Los Primeros.




Comentarios