Atlético Tucumán, la revelación de esta Copa Libertadores, cayó 2-0 con Gremio por la ida de los cuartos de final. La vuelta se jugará el martes 2 de octubre en Porto Alegre.

El Decano comenzó el partido con mucha intensidad y generó las primeras situaciones de gol de la noche. Primero fue Leandro Díaz el que estuvo cerca de convertir.

Luego, Guillermo Acosta desperdició una opción clara de poner en ventaja al local.

Más tarde, siempre en el primer tiempo, el arquero de Gremio Marcelo Grohe salvó a su equipo tras un gran tiro libre de Gervasio Núñez.

Sin embargo, a los 34 minutos el mediocampista Alisson ​aprovechó un error defensivo y marcó el 1-0 en el José Fierro.

Las cosas se complicaron aún más para Atlético tras la expulsión de Núñez. El árbitro revisó la jugada en el VAR, vio el pisotón contra Alisson y le mostró la tarjeta roja.

A los 10 minutos del complemento, Everton aumentó la ventaja de la visita tras un buen centro de Alisson.

El conjunto brasileño hizo valer su jerarquía sobre el Decano, que igual se fue aplaudido por su gente por no dejar de intentar nunca a pesar de la adversidad.