El profesional recrea los últimos 60 años de la arquitectura tucumana.


El arquitecto tucumano Ricardo Salim permite recrear lo que fue la arquitectura en nuestra provincia en los últimos 60 años, recordar a figuras emblemáticas como los arquitectos Eduardo Sacriste y Cesar Pelli y ahondar en el conocimiento como se está gestando el Centro Civico de la provincia, que iría en Tafi Viejo.

Nacido en esta provincia, estudió en la Escuela Mitre, después en el Colegio Nacional y en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Tucumán. Salim se convirtió en una figura reconocida como director de teatro: se formó en el Teatro Universitario desde los 18 años en adelante. Asimismo, fue profesor en la UNT hasta que se jubiló. En una entrevista con el programa Primer Plano, emitido por Canal 10, el arquitecto brindó detalles de su extensa profesión.

– ¿Usted es de la época de Eduardo Sacriste?

“A Sacriste lo conocí. Éramos muy amigos, pero él ya no estaba en la universidad, cuando yo entré. El arquitecto Sacriste es un maestro, además reconocido a nivel internacional. Vivió acá e hizo muchas obras. Trabajé en su estudio un tiempo y nos hicimos muy amigos hasta que después falleció. Acá (en Tucumán) hizo muchas viviendas: la Maternidad, el Hospital de Niños, la Escuela de Villa Luján. Hay una cantidad de obras que son famosos a nivel nacional.

En los años 50, cuando se empezó la Ciudad Universitaria (ubicada en San Javier), había un grupo de profesores que habían contratado, y que realmente fueron muy importantes. Ya en el año 60 la Facultad estaba consolidada, estábamos en el Parque (9 de Julio), donde es la Facultad de Filosofía y Letras. Ahí hice la carrera, hasta que en el 70 nos mudamos a la Quinta Agronómica”.

– ¿Y Cesar Pelli?

“Pelli también fue alumno de Sacriste, y a fines de los 50 se fue a Estados Unidos a vivir. Yo lo tuve como profesor, y fue a hacer un master en California cuando me recibí y él fue profesor mío, en el año 72. Después nos volvimos a encontrar cuando empezamos con el proyecto del Centro Cívico en la época del (Julio) Miranda (gobernador 1999 – 2003).

Viajamos a Nueva York y firmamos el primer convenio para hacer el Centro Cívico de Tucumán, que era mucho más chico de lo que después se hizo. Y eso se cayó cuando se fue (Fernando) de la Rúa, se cortaron las relaciones con el Fondo Monetario Internacional y se paró. Después lo retomamos, muchos años después, en la época de (José) Alperovich (gobernador 2003-2015) y, finalmente, quien lo reencauzó es (Juan) Manzur (gobernador actual). Con Manzur se firmó el contrato para hacer el anteproyecto, terminado en noviembre.

Tenemos que hacer el proyecto ejecutivo en Tucumán con asesoramiento de lejos, del Estudio Pelli y de otros asesores, pero eso está todo paralizado ahora, hasta que veamos qué pasa con la pandemia. Son 2400 planos que constituyen el anteproyecto”.

– El Centro Cívico, ¿iría en la entrada de Tafi Viejo?

“Al lado de lo que es el Club de Cazadores. Ahí iría parte de la administración pública provincial. Son 66 mil metros cuadrados cubiertos”.




Comentarios