Son atendidos y luego se solicita el pago de la cobertura. El dinero se destina a elementos para los nosocomios.


El Ministerio de Salud Pública de la provincia, mediante un comunicado explicó en que se reinvierten los ingresos por la atención, en los servicios públicos, de pacientes que pertenecen a una obra social.

La explicación de la repartición dice que “cada vez que el sistema de salud pública brinda atención a personas con cobertura social, luego se solicita a la obra social correspondiente el pago por las prestaciones realizadas”. Más adelante sostiene que “los fondos obtenidos se reinvierten en elementos para el centro de salud que brindó el servicio, para beneficio de toda la comunidad”.

Indica que las áreas programáticas señaladas “adquirieron tensiómetros para adultos y pediátricos, termómetros digitales, oxímetros de pulso y detectores de latidos fetales”.




Comentarios