Osvaldo Fasolo falleció el 15 de octubre de 2012, cuando tenía 75 años. Poeta, periodista, exferroviario y homenajeado en vida por distintas instituciones tucumana.

Fasolo nació el 12 de octubre de 1937, hijo de Andrés Fasolo, jubilado ferroviario y María Ángela Marano (italiana). Asi los definía: "Mi padre, tenia una erudicción que para mi, en ese tiempo cuando yo era niño, era motivo de asombro, porque sabía todo lo que le preguntaba. No se quedaba en el aire, aparte el leía con un diccionario. Mi madre, una señora italiana muy trabajadora ,como era la gente que llegaba del extranjero, con sus manos era una artista tejiendo, haciéndome poleras, sweaters, etc".

Se inició en el Ferrocarril Argentino, a los 18 años, y en la Universidad del Norte Santo Tomas de Aquino, se graduó como Técnico en Higiene y Seguridad del Trabajo.

Trabajo en Radio Nacional con programas en los que mezclaba cultura, comentarios y como siempre estaban sus poemas. En la conducción de sus programas era extravertido, sin formalidades y sobre todo creativo, generando sorpresa permanente cuando se lo escuchaba.

Simpático, humilde y dlvertido . Él decía: "me hice amigo de mucha gente, cuando empece a escribir y nadie me creia Yo me he diveretido mucho por el sentido de humor que tengo . Siempre estoy agarrando el sapo por la cola, riendome . Nadie es capaz de acompañarme en mi vida, porque mi vida es muy loca".

En 2011 lo homenajeó en la Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Tucumán y se impuso su nombre a la sala SUM del Centro Cultural Virla, por iniciativa del entonces secretario de esa repartición, el doctor Mario Leal.

La misma secretaria de Extensión editó sus obras "El Ángel" y "Ajuste de Cuentos", En el mismo año de su fallecimiento Radio 21 emitió un documental de su vida. Allí se indica que "el primer cuento, lo escribió ya siendo un veinteañero y que comenzaba diciendo "Llueve. Siento latir en mi sien el murmullo de trágica mirada...". Y después vinieron 6 libros más: "El Angel", "Iván el Yugoeslavo", "El Secreto", "Ajustes de Cuentos", "De mil amores", y uno de los más populares "El hombre que yo inventé".

Una de las personas importantes en la vida Fasolo, fue la filósofa María Eugenia Valentie, que llegó a presentar sus trabajos cuando nadie lo conocía. Fue su gran sostén que le permitía seguir como escritor.