El hecho tuvo lugar el miércoles en el microcentro de la Capital, y según testigos, los policías golpearon al sujeto y le presionaron el cuello contra el suelo. Similitudes con el asesinato de George Floyd en Estados Unidos.


Crece la tensión en Tucumán tras la muerte de un hombre que murió asfixiado, luego de ser reducido por miembros de la Policía de la provincia, en un caso que investiga la justicia y rememora el asesinato de George Floyd en Estados Unidos. El hecho ocurrió el miércoles último al mediodía, en el microcentro de la Capital.

Ante decenas de testigos, algunos aseguraron que los policías golpearon al sujeto y le presionaron el cuello contra el suelo. En tanto, un transeúnte captó el momento en un video donde se ve a la víctima al momento que es reducida por al menos cuatro uniformados y dos sujetos vestidos de civil.

A su vez, este accionar policial traza un paralelo con la muerte de Floyd, un afroestadounidense asesinado por un policía blanco durante su arresto en un caso que generó una ola de protestas en Estados Unidos y otros países. La víctima, identificada como Ceferino Nadal, de 43 años, había sido detenida por un supuesto hurto, aunque nadie denunció el robo ni se hallaron pruebas.

Una vez capturado, testigos afirman que la víctima pidió ayuda varias veces mientras permanecía reducido en el piso. Asimismo, La autopsia confirmó que la causa de la muerte fue asfixia. Por su parte, la familia de Nadal había denunciado persecución policial y maltratos en una detención anterior realizada en febrero por policías de la misma comisaría.

Los policías que participaron en el arresto fueron identificados y declararán en los próximos días. El accionar de la policía tucumana está bajo investigación por el asesinato de Luis Espinoza, un trabajador rural arrestado el 15 de mayo y cuyo cadáver apareció una semana después arrojado en un barranco.

Tras la muerte de Nadal, ocho policías están bajo prisión preventiva y un civil imputados por “privación ilegítima de libertad seguida de muerte y desaparición forzada de persona” en una investigación por la que solicitó información la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh).




Comentarios