El encuentro virtual se programó con el objetivo de analizar las condiciones laborales provocadas por la pandemia de coronavirus.


Este jueves, el gobernador Juan Manzur, expuso el plan de acción trazado para el paulatino retorno a la actividad económica y productiva en la provincia, en el marco de una videoconferencia que mantuvo con el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, Claudio Moroni.

El encuentro virtual se programó con el objetivo de analizar las condiciones laborales provocadas por la pandemia de coronavirus, y las medidas de aislamiento social preventivo, en el marco del programa de “Mesas Abiertas por el Trabajo y el Empleo”.

Del contacto también tomaron parte, la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse; los ministros de Desarrollo Productivo, Luis Fernández; de Interior, Miguel Acevedo; de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin y de Educación, Juan Pablo Lichtmajer.

“Intercambiamos opiniones para ver de qué manera, desde el Gobierno de Tucumán y la Nación se sostiene el empleo, además de analizar cómo podemos generar mano de obra en Tucumán, sin descuidar la salud”, manifestó Manzur en un comunicado.

Por otra parte, el mandatario tucumano recordó que “la pandemia trajo aparejada dificultades económicas con su repercusión social y por ello, uno de los grandes desafíos de hoy a nivel global es ver de qué manera se cuida el trabajo”.

En ese marco, el gobernador agradeció la ayuda del Gobierno Nacional a las provincias al destacar “el esfuerzo enorme que está haciendo para mantener a muchas empresas abiertas, y para sostener actividades privadas en el país”.

En su exposición, Manzur señaló que “la cosecha del limón y la zafra están funcionando y cumpliendo las normativas sanitarias, mientras que la construcción pública y privada están avanzando con todos los protocolos exigidos, como así también el comercio”.

Moroni, a su vez, destacó las normativas impuestas para prohibir los despidos y las suspensiones sin pago de salarios en el marco del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) decretado por Nación.

“Conscientes de que había que ayudar a las unidades productivas hicimos el programa de Asistencia del Trabajo y la Producción con el que estamos asistiendo a 2.400.000 trabajadores en el pago de sus salarios con un promedio de entre $26.000 y $27.000 a cada uno”, remarcó el ministro.

Además, expresó que la Nación “asiste a un amplio sector de gente”, y resaltó que el Ingreso Familiar Extraordinario (IFE) alcanzó a más de ocho millones de personas, en tanto sigue la asistencia al sector ya registrado con los planes sociales; a los trabajadores formales y a los jubilados.




Comentarios