En el lugar se alojan personas pertenecientes a los grupos de riesgo.


El equipo del Ministerio de Salud Pública continúa supervisando los nosocomios y lugares donde aglomeran gente, con el fin de combatir al virus.

En esta oportunidad, visitaron el Cottolengo Don Orione, que mantiene los protocolos de sanidad ante la pandemia ya que, es uno de los sitios que se alojan personas pertenecientes a los grupos de riesgo.

“Vienen cumpliendo a rajatabla con todas las recomendaciones, no solo con las personas que están aquí, sino también con aquellos que ingresan en vehículos, con el control de la temperatura, lavado de manos y rociado con hidroalcohol en la ropa y en los propios vehículos. Esta es la forma de que el virus no ingrese”, explicó el secretario ejecutivo médico del Siprosa, doctor Luis Medina Ruiz.

El funcionario estuvo acompañado por la directora de la Junta de Discapacidad, doctora Hortencia Juárez y el padre Damián Eduardo Picone, director del Cottolengo Don Orione.

“Adentro el personal siempre está con barbijo, usa permanentemente alcohol en gel y ya hemos seleccionado un lugar dentro de la institución para atender algún posible caso positivo. Tenemos 86 residentes y 85 trabajadores. A todos los empleados se los rocía con alcohol 70/30 y se les cambia la ropa al ingresar”, indicó el padre Damián.

A su vez, remarco que los protocolos de prevención se dan desde el ingreso de cualquier persona al hogar, ya sea empleado, proveedor, residente o cualquier visitante.




Comentarios